Lamento dorado
2013

Cerámica cubierta con oro
70 x 10 x 10cm

En “Lamento” el artista encuentra una imagen capaz de contener el poder absoluto del momento que expresa la relación entre el individuo y el mundo, y la fricción siempre presente entre estos. En toda su obra no existe imagen más estática que esta vista escenográfica de un hombre capturado en un momento íntimo de intranquilidad, alejado de su contexto, con los ojos cerrados y su cabeza reposando en su brazo, en una inmovilidad que refleja el abismo de sus emociones.